Consideramos que votar es una parte importante del proceso de inversión y desde 1994 disponemos de una política de votación formal y estudiada. Hemos incorporado explícitamente la comunicación y los resultados en materia de responsabilidad corporativa a nuestras votaciones desde 2001, siendo uno de los primeros gestores de activos en hacerlo a escala mundial.

Cambio climático: el voto de BP representa poder de compromiso de colaboración

Aviva Investors, en colaboración con Hermes EOS y Legal & General, presentó un acuerdo de los accionistas en mayo de 2019 en el que se pedía a la dirección de BP que aclarase en qué forma es consistente la estrategia de la empresa con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París. De esta forma, el acuerdo exigía que la empresa incluyera en sus informes corporativos: (1) cómo evalúa la coherencia de cada nueva inversión significativa en gasto de capital con los objetivos de París; (2) el análisis de sus métricas y objetivos de rendimiento financiero y no financiero con el fin de garantizar que reflejan los objetivos del acuerdo climático de París; e (3) informar sobre los avances al respecto con carácter anual. 

El enigma estratégico más importante al que se enfrenta el sector del petróleo y el gas es el cambio climático.  La ciencia no deja lugar a dudas: la mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero se deben a la actividad humana, incluida la quema de combustibles fósiles. Reconocer esta realidad requiere, por tanto, cambios fundamentales en nuestro sistema energético si queremos cumplir los objetivos de París de limitar el aumento de la temperatura mundial a un nivel “muy inferior a los 2 °C”. Las empresas como BP son la principal incógnita de este enigma, pero podrían convertirse en la pieza clave para su resolución ofreciendo soluciones adecuadas para avanzar hacia un futuro con bajas emisiones de carbono. La industria del petróleo y el gas puede perseguir o dar por imposible el objetivo del Acuerdo de París sobre el cambio climático. Además, y en consecuencia, los inversores deben comprender hasta qué punto las compañías petrolíferas están retirando capital de proyectos de desarrollo de infraestructuras existentes (“brownfield”) o de establecimiento de nuevas estructuras (“greenfield”) cuyos aspectos económicos están en riesgo si se tienen en cuenta diferentes escenarios de reducción de emisiones de carbono. Para mitigar este riesgo, los accionistas necesitan asegurarse de que las empresas disponen de una estrategia de transición a largo plazo para diversificar sus líneas de negocio. 

Anteriormente, la escasa información acerca del riesgo climático publicada por BP ha dificultado a los inversores confirmar o desmentir la adherencia de la empresa al Acuerdo de París con sus inversiones en hidrocarburos. Aunque BP está fomentado la inversión en su negocio de energías renovables, también está planeando ampliar la producción de petróleo y gas. El acuerdo, que Aviva Investors copatrocina con Hermes y L&G, exige que la empresa evalúe si cada nuevo proyecto de combustibles fósiles se adhiere al Acuerdo de París. Su objetivo es mantener el aumento de la temperatura mundial este siglo por debajo de los 2 °C sobre los niveles preindustriales y emprender medidas para limitar aún más el aumento de la temperatura hasta los 1,5 °C. Este acuerdo responde a las inquietudes en torno a la publicación de insuficiente información por parte de la empresa como para permitir a los inversores evaluar si su estrategia —especialmente con respecto a las inversiones previstas en reservas de combustibles fósiles— era consistente con el cumplimiento de los objetivos de París. A su vez, esto dificultaba la ponderación del caso de inversión a largo plazo.

A lo largo de muchos meses previos a la junta general anual, Aviva Investors se puso en contacto con el equipo de alta dirección de BP para transmitirle las solicitudes pertinentes del acuerdo con vistas a garantizar el apoyo de la dirección de la empresa. 

El acuerdo climático, propuesto por Aviva Investors junto con los miembros del grupo inversor Climate Action 100+ y respaldada por el consejo de BP, se aprobó con el 99,14 % de los votos en la junta general anual de BP. Esta aprobación supuso un respaldo sin precedentes por parte de los accionistas con respecto a un acuerdo relacionado con el clima y apuntó a una clara exigencia de mayor divulgación sobre cómo BP pretende alinear su negocio con los objetivos climáticos de París. El reto actual de BP es demostrar hasta qué punto sus gastos de capital están en consonancia con lo que dicta el Acuerdo de París y cómo evalúa la solidez de sus objetivos e indicadores de rendimiento para lograrlo. Aviva Investors, en colaboración con los inversores de CA 100+, ha conseguido implicar aún más a la empresa en la implantación de las exigencias dispuestas en el acuerdo, y no cesará en esta misión

Nota: las denominaciones de empresas se muestran únicamente con fines informativos. No se trata de una oferta de venta, ni de una solicitud de compra, de valores.

Unilever: los objetivos de reducir a la mitad el uso de plástico virgen ponen de manifiesto el poder de la voz de los accionistas. 

Cuando nos reunimos con el CEO, Alan Jope, en julio, compartimos nuestra opinión acerca de que los objetivos corporativos de aquel momento en cuanto al plástico estaban obsoletos y no eran ambiciosos debido al rápido cambio en la sensibilización del público acerca de este tema. Este año, también hemos trabajado con la empresa, en colaboración con otros inversores, en el marco de la Plastic Solutions Investor Alliance, una iniciativa coordinada por una ONG estadounidense llamada “As You Sow”, y dirigida a Unilever, Pepsico, P&G y Nestlé. Aunque el movimiento de Unilever responde claramente al aumento de la opinión pública al respecto, desde la emisión del programa “Blue Planet” de David Attenborough, así como a la nueva legislación sobre plásticos, nos sentimos orgullosos de que nuestra voz como accionista clave, junto con otros inversores, forme parte de la iniciativa del cambio.

El CEO de Unilever, Alan Jope, afirmó que “no había paradoja” entre un negocio sostenible y un mejor rendimiento financiero. “Creemos firmemente que la sostenibilidad conduce a un balance y unos resultados financieros mejores”. 

Unilever —empresa que aglutina marcas como PG Tips, Domestos y Hellmans— anunció sus planes para reducir a la mitad la cantidad de plástico virgen que utiliza. Este compromiso convierte a Unilever en la primera gran empresa a nivel mundial de bienes de consumo que se compromete a reducir por completo el uso de plásticos en toda su cartera de productos. La empresa pretende reducir el uso de plástico durante los próximos cinco años mediante el aumento del uso de plástico reciclado y la búsqueda de otros materiales alternativos, incluida la venta de pasta de dientes en comprimidos masticables, entre otras medidas. Asimismo, Unilever se ha comprometido a reducir la cantidad de embalaje de plástico que produce anualmente en aproximadamente un 14 % para 2025 en todas sus marcas, desde los jabones de Dove hasta el té Lipton. Los nuevos compromisos de la empresa se complementan con los dos anteriores de utilizar un 25 % de plástico reciclado en su embalaje y de hacer que todos los embalajes de plástico sean reutilizables, reciclables o compostables en 2025.

Entre los elementos clave de esta estrategia para reducir el uso de plástico se incluyen:

  • Paquetes multiuso (reutilizables y/o rellenables).
  • Soluciones “sin plástico” (materiales de embalaje alternativos o productos sin embalaje).
  • Reducción de la cantidad de plástico de los embalajes existentes (concentración) o sustitución del embalaje de plástico no reciclado por plástico reciclado
  • La innovación de productos es una pieza fundamental en la resolución del problema. Como parte de un proyecto piloto que se lanzó a principios de este año, Unilever empezará a vender pasta de dientes en comprimidos masticables para evitar la necesidad de emplear tubos de pasta de dientes de plástico difíciles de reciclar.

Esta estrategia se une a los anuncios similares de otras empresas, entre las que destacan Procter & Gamble y Nestlé. Procter & Gamble —responsable de Fairy y Lenor— afirmó en abril que planeaba reducir a la mitad la cantidad de plástico que utilizaba para 2030. Nestlé anunció que retiraría gradualmente todos los plásticos no reciclables de sus envoltorios para el año 2025.

Nota: las denominaciones de empresas se muestran únicamente con fines informativos. No se trata de una oferta de venta, ni de una solicitud de compra, de valores.

Responsabilidad en acción

Descubra las iniciativas y los logros que apuntalan nuestro compromiso de brindar un resultado positivo para nuestros clientes y para el mundo que nos rodea.

La responsabilidad, parte de nuestra identidad

Descubra cómo integramos los criterios ESG en nuestros procesos de inversión como empresa y en todas las clases de activos.

Ve nuestro regulatorio

Responsabilidad integrada

Productos y competencias de inversión diseñados para ofrecer resultados que realmente importan.

Lee más