Cómo una visión más allá de las credenciales ecológicas podría acelerar un mundo con menos emisiones de carbono.

Existen dos formas de abordar el cambio climático y sus consecuencias en materia de inversión. Las empresas, y los activos inmobiliarios en particular, son parte de la solución o tendrán que adaptarse. 

Los inversores se enfrentan a un dilema análogo: “¿Debe limitarse a tratar de reducir las emisiones de su cartera o convertirse en protagonista de la solución para el cambio climático?”.

Lo cierto es que no podemos avanzar hacia un mundo con menos emisiones de carbono si lo único que hacemos es descartar a aquellas empresas de baja rentabilidad e invertir únicamente en las que aportan soluciones al cambio climático.

Todas las empresas deben adaptarse a un mundo más cálido y con menos emisiones de carbono. De este modo, se crean oportunidades de diversificación, así como la posibilidad de maximizar el impacto positivo. 

Mediante nuestro enfoque de transición climática, también tratamos de impulsar el cambio al influir en las empresas para que reduzcan las emisiones de carbono en toda su cadena de valor, con el consiguiente efecto multiplicador en la reducción de las emisiones mundiales.

En nuestra opinión, la crisis climática dará lugar, sin duda, a atractivas oportunidades de inversión —en renta variable, renta fija y activos reales— que se ajusten a una trayectoria de bajas emisiones de carbono. La buena noticia es que los inversores pueden acceder a dichas oportunidades y, al mismo tiempo, ejercer una mayor influencia sobre la transición climática.

Nota: El compromiso, los objetivos y las exclusiones en materia de criterios ESG y climáticos pueden variar a nivel de la estrategia de inversión y de la cartera en función del país, la jurisdicción y las necesidades individuales de los clientes.

Vea el cambio en acción

El cambio climático es el mayor reto sistémico de nuestros tiempos. Descubra cómo estamos enfocando la acción climática y contribuyendo a la transición hacia un mundo bajo en carbono y resistente al cambio climático.