Las inversiones financieras implican un elemento de riesgo. Para obtener más información, consulte la sección de advertencia de riesgos.

A pesar de la fuerte caída de las tasas de inflación observada recientemente, el estímulo monetario sin precedentes sigue representando una amenaza. Los fondos con protección frente a la inflación siguen representando una inversión atractiva.

No hay que subestimar los fondos con protección frente a la inflación

La flexibilización sin precedentes de la política monetaria mundial tras la crisis financiera de 2008 condujo a predicciones de inflación galopante. Hoy en día, ocurre todo lo contrario. Los bajos tipos de interés se mantienen en EE. UU., Reino Unido y Europa, por no hablar de Japón e incluso China. Pero, si bien no prevemos un rápido repunte de los precios en un futuro próximo, los indicios de que la inflación ha quedado atrás también son erróneos.

Latente, ni muerta ni enterrada

Latente es probablemente la palabra correcta. De entrada, gran parte de la caída se explica por el hundimiento del precio del petróleo y otras materias primas. Y hasta que la influencia de dicha caída no empiece a desaparecer, muchos otros factores han contribuido a mantener la inflación bajo control – y no van a desaparecer de un día para otro. Es probable, por ejemplo, que los hogares sigan reduciendo su nivel de endeudamiento. Y la liberalización en curso del comercio mundial seguirá ejerciendo presión a la baja sobre los precios. 

Desconfiar de las predicciones audaces

Debemos tener cuidado con las afirmaciones de que ha llegado el fin de las relaciones económicas que se han mantenido durante siglos. En la década de 1990 hubo una creencia generalizada en la reducción permanente de la volatilidad de la "Gran Moderación". Hacia el final de esa misma década, incluso el director del banco central de Estados Unidos sugirió que Internet había contribuido a crear un "nuevo paradigma". El derrumbe de la bolsa de 2000 y la recesión de 2008 dieron al traste con esas teorías. 

Una amenaza siempre presente

No prevemos de momento ningún repunte espectacular de la inflación. No obstante, es importante reconocer los peligros planteados por las medidas de estímulo monetario sin precedentes de los últimos años. Si los bancos centrales responden demasiado lentamente a una mejora de la economía mundial, los precios subirán rápidamente. Los productos de inversión diseñados para ofrecer un rendimiento respetable en un entorno de baja inflación mostrarán realmente su eficacia cuando la inflación aumente de forma inesperada, siendo una incorporación útil para cualquier cartera.

Riesgos

El valor de una inversión y cualquier ingreso derivado de la misma puede disminuir o aumentar, así como también fluctuar debido a los tipos de cambio y a la cotización de las divisas, por lo que es posible que los inversores no recuperen el importe invertido originalmente.

RA17/1617/30112018 (4/5)