Acelerar el cambio para un mañana mejor

El cambio real exige una reforma radical de la economía mundial. Como empresa comprometida con la construcción de un mundo sostenible, estructuramos nuestras actividades de investigación de inversiones, compromiso empresarial y gestión macroeconómica en torno a tres pilares fundamentales: las personas, el planeta y el clima. Estos pilares representan lo que, en nuestra opinión, constituyen los mayores retos de sostenibilidad en el mundo actual, esto es, la desigualdad social, la pérdida de biodiversidad y el cambio climático.

Nuestra gama de transición sostenible se orienta hacia oportunidades vinculadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, que promueven y aceleran la transición hacia un futuro sostenible en busca de una economía socialmente justa, positiva para la naturaleza y de cero emisiones netas. Ofrecemos soluciones en todas las clases de activos diseñadas para ofrecer rentabilidad financiera y efectos positivos.

Personas

Invertir en transición social para alcanzar antes una economía socialmente justa

La desigualdad social en sus múltiples aspectos, como los ingresos, la raza y el género, plantea un riesgo sistémico para la sociedad y la economía en general.

 

Clima

Invertir en transición climática para alcanzar antes una economía de cero emisiones netas

La magnitud y la urgencia del cambio necesario para abordar el cambio climático y garantizar que las emisiones globales de gases de efecto invernadero sean acordes con el objetivo de 1,5 °C marcado afectarán a la totalidad de la economía mundial.

 

Planeta

Invertir en transición del capital natural para alcanzar antes una economía positiva para la naturaleza

Los mercados pasan por alto con frecuencia los riesgos asociados a la pérdida de biodiversidad y a la degradación de la naturaleza. A menudo esto provoca la valoración errónea de aquellas empresas que dependen en gran medida de la naturaleza o a las que esta afecta de forma significativa.

 

Puntos fuertes

No es posible abordar los complejos desafíos de sostenibilidad invirtiendo únicamente en el logro de soluciones. Se requiere un enfoque de transición más amplio para maximizar la rentabilidad a largo plazo y el potencial de impacto. Nuestra destacada estrategia para la transición sostenible se aplica sistemáticamente en todas las clases de activos y saca partido de sus principales puntos fuertes, que son los siguientes:

Apoyo a la transición

Los marcos propios identifican oportunidades centradas en la transición además de soluciones de sostenibilidad.

Inversión con un objetivo

Ofreciendo rentabilidad e impacto a través de la asignación de capital, el compromiso a medida y la reforma del mercado.

Equipos de especialistas

Expertos en cuestiones climáticas, sociales y relativas al planeta trabajan con gestores de carteras y especialistas dedicados a la reforma del mercado.

Principales riesgos

Para obtener más información sobre los riesgos y perfiles de riesgo de nuestras estrategias, consulte el KIID y el Folleto correspondientes.

Riesgo de inversión

El valor de una inversión y de cualquier ingreso que se obtenga de ella podrá bajar o subir y fluctuar en respuesta a los cambios en las divisas y los tipos de cambio. Es posible que los inversores no recuperen la cantidad original invertida.

Riesgo de valores con escasa liquidez

Ciertos activos mantenidos en las estrategias podrían, por naturaleza, ser difíciles de valorar o de vender en el momento deseado o a un precio que se considere justo (especialmente en grandes cantidades) y, en consecuencia, sus precios podrían ser muy volátiles.

Riesgo de crédito

El valor de los bonos está sujeto a los cambios en los tipos de interés y la solvencia de su emisor. Los bonos con posibilidad de ofrecer mayores ingresos suelen conllevar un mayor riesgo de impago.

Nuestra opinión sobre la inversión responsable